Verano en el extranjero

Publicidad


Publicidad

Ciudades principales de Perú

Piura

En Piura se desarrolló la cultura Vicús, conocida originalmente como Sechura, cuya cerámica de gran plasticidad llamó mucho la atención de arqueólogos y coleccionistas. Sus tumbas profundas y sus rasgos de forma y decoración la vinculan con las culturas regionales del Ecuador y Colombia, pero, a su vez, su constante asociación y semejanza con la cerámica Mochica establece un vínculo muy fuerte con las Culturas Lambayeque y Trujillo. Desde luego, los antecedentes de Vicús se remontan al período formativo, donde pueblos como el de Ñañañique muestran una cultura muy semejante. Después de Vicús y luego de un largo proceso de desarrollo, se forjó la cultura Piura, cuyos últimos representantes fueron conocidos con el nombre de Tallanes. En esta etapa surgió el urbanismo, con centros importantes como Narihuslá.

Durante la conquista, Pizarro llegó a la región buscando un sitio adecuado para establecerse, encontrándolo en el Valle de Tangarará, a orillas del Chira. Allí fundó la primera ciudad española que se erigió en el Perú, a la que llamó San Miguel. En 1587 el puerto de Paita fue saqueado e incendiado por los piratas y en 1588 los sobrevivientes volvieron a fundar la ciudad.

Cuenta con importantes centros turísticos y modernas edificaciones como la Catedral de Piura, el Hotel de Turistas y bellas playas como Yasila y Colán en Paita. Entre los restos arqueológicos de la cultura Vicús, auténticos maestros de la cerámica y de la orfebrería, destacan la filigrana de oro y los sombreros de Catacaos. La casa Museo del Almirante Miguel Grau es otro atractivo turístico de esta zona.

Son muy conocidas la Feria Internacional de Sullana, la Semana Santa en Catacaos, Nuestra Señora de la Merced de Paita y el Señor Cautivo de Ayabaca. Su música, además del Tondero y la Marinera, se ha enriquecido con famosos valses de autores piuranos.

Fuente: Peru.com

Puno

Puno fue sede del movimiento de la civilización altiplánica del Titicaca, donde se organizó el más antiguo centro urbano de esa región llamado Pucará, con una arquitectura monumental, escultura y cerámica valiosa. Allí culminó toda la etapa previa de domesticación de plantas y animales altoandinos y se forjó lo que sería luego la civilización de Tiahuanaco.

Al descomponerse Tiahuanaco entre los siglos XII a XIII, se forman varios reinos independientes: Los Collas, con centro en Hatuncolla y Sillustani ; los Lupaca con centro en Juli y Chuchuito, con notables asentamientos como el de Cochacacha ; y los Pacajes, alrededor del Desaguadero. Son especialmente notables las Chullpas de Sillustani y los templos de Pucará. La mayor parte de las Chullpas pertenecen a la Epoca Inca, cuya conquista se produjo hacia comienzos del siglo XV. Según la leyenda, el lago Titicaca fue cuna de la Civilización Inca.

El principal atractivo turístico de Puno es el lago Titicaca, ubicado en la Meseta del Collao. Es el lago navegable más alto del mundo, con 193 km. de largo y 64 km. de ancho, con una profundidad máxima de 300 mts. Sus aguas ofrecen una gran riqueza ictiológica. Tiene un grandioso y severo paisaje, y los impresionantes nevados de la Cordillera Real le confieren una atmósfera de misterio. Se dice que los Uros, pueblo de gran fortaleza física que habita sobre las islas artificiales de totora, son descendientes de la raza más antigua del mundo.

Algunos monumentos dignos de destacar son la Catedral, el Balcón del Conde de Lemos, el Arco Deustua, la Pinacoteca Municipal, El Museo Dryer y el Museo de Arte Popular. A 30 kms de Puno, capital del departamento, se encuentran las Chullpas de Sillustani, que fueron tumbas de los jefes hatuncollas (hombres grandes), y muchos otros vestigios de antiguas culturas que habitaron la región.

Fuente: Peru.com