Verano en el extranjero

Publicidad


Publicidad

Venecia

adornoCiudad adornoClima
adornoMapa adornoVuelos a Venecia
adornoDesplazamientos adornoAlojamiento
adornoGuía de ocio adornoServicios de emergencia
adornoBibliotecas adornoEnlaces recomendados

La ciudad de Venecia

Venecia y sus canalesVenecia es la capital de la provincia Veneto situada en la laguna pantanosa del Mar Adriático.

La ciudad "flotante" construida hace mil años en más de cien islas con más de 150 canales y más de 400 puentes. Era una ciudad independiente que controló las rutas mercantiles marítimas por mucho tiempo especialmente en el mar Adriático.

Hoy en día el casco de la ciudad está lleno de turistas, de tiendas de souvenirs, con bastante tráfico en la zona de los canales. Pero si huyes de las calles y plazas principales, puedes encontrar un mundo diferente, casi mágico.

Es una ciudad cultural con muchas exposiciones, museos y galerías. Tiziano, Giofione, Francesco Guardi, Tintoretto o Veronés son algunos de los artistas que dejaron sus obras en Venecia. Las características comunes de muchos de estos pintores dieron lugar al apelativo de Escuela Veneciana que influyó en el siglo XVII.

El acontecimiento más conocido es el Carnaval en febrero, cuando la ciudad se llena de un número de turistas casi inimaginable. Se celebra desde el siglo XI y es símbolo de la supremacía comercial y militar de un tiempo ya pasado. La tradición ha perdurado en el tiempo y actualmente son muy características las máscaras venecianas para cubrir los rostros.

La ciudad contemporánea se encuentra fuera de las islas, ya en la costa y se está extendiendo poco a poco. Existe un proyecto llamado Moisés que consiste en la creación de unos diques para evitar que el mar vaya ganando terreno. Y es que existe un fenómeno curioso que transforma a la ciudad completamente cada estación. Durante la pimavera y el otoño, la acqua alta (marea alta) sube dos veces al día y en la plaza más conocida de la ciudad, la de San Marcos hay que pasear por encima de pasarelas de madera para no mojarse. En verano e invierno la marea baja y la plaza no se inunda.

En esta plaza, definida por Napoléon como la más bella de Europa está la Basílica de San Marcos, el Campanile de Ladrillo, el palacio Ducal y la Torre del Reloj. Y por supuesto, no hay que irse de Venecia sin darse un paseo en góndola por la ciudad y conocer los pequeños canales que parten del Gran Canal. También surcan sus aguas los vaporettos, una manera menos romántica pero igualmente bonito.