Verano en el extranjero

Publicidad


Publicidad

Rennes

adornoCiudad adornoClima
adornoMapa adornoVuelos a Rennes
adornoDesplazamientos adornoAlojamiento
adornoGuía de ocio adornoServicios de emergencia
adornoBibliotecas adornoEnlaces recomendados

La ciudad de Rennes

Parte de la muralla medieval y de la torre de la ciduad de RennesRennes es la capital de Bretaña. Situada en el corazón de una región que posee una fuerte identidad cultural y constituye una visita obligatoria para quién quiere conocer esta preciosa parte de Francia llena de contrastes arquitectónicos, culturales e históricos.

Un sistema de carreteras muy eficiente y totalmente gratuito permite llegar a los principales lugares de Bretaña. Además se encuentra tran sólo a 60 kilómetros del emblemático Mont-Saint Michel.

Rennes tiene más de 2000 años y ofrece un patrimonio histórico y cultural muy rico. Era un pacífico pueblo galo llamado Condate hasta que Julio César lo conquistó. Los romanos lo llamaron Civitas Riedonum e hicieron del pueblo una ciudad principal.

Rennes se convirtió en un centro comercial muy rico y se necesitó protegerlo contra las invasiones. En la historia de la ciudad se encuentra la historia de Francia: los Habsburgos y la independencia, la rebelión del 1675 contra los impuestos, el incendio que cambió el aspecto de la ciudad reconstruida con calles rectas y perpendiculares en vez de las pequeñas y tortuosas que tenía antes, el principio de la Revolución 1789, el proceso Dreyfus y la campaña antisemita, la liberación desde Alemania en el 1944.

Entre los monumentos más significativos de la ciudad están la Catedral de St. Pierre del siglo XIV y estilo clásico. El antiguo Palais de Justice es la sede del Parlement de Bretagne (guarda una importante colección de arte el siglo XVII francés expuestas en el salón la Grand Chambre). Otros lugares interesantes son la Place de la Mairie, Place de la République, el Jardín de Thabor, la iglesia de Notre Dame du Roncier (del siglo XII) y la Chapelle de la Sainte Croix (del siglo XI).