Verano en el extranjero

Publicidad


Publicidad

Tasas

Impuesto de la Renta

Aquellos que tienen ingresos en Japón, deben pagar el Impuesto a la Renta (Impuesto Nacional). En principio, se le carga a los extranjeros considerados como "residentes", por un año a partir del primero de enero, y en el mismo porcentaje que a los japoneses. En el caso de los "no residentes", deberán pagar una tasa única del 20% de los ingresos obtenidos.

Impuesto Municipal de Residencia

Las instituciones autónomas como las prefecturas, ciudades, distritos y municipios, realizan innumerables obras y actividades que necesitan una gran financiación. Como con las aportaciones de un solo individuo no sería posible realizarlo, los residentes aportan cierta cantidad monetaria en concepto de Impuesto Residencial.

Evitar el Doble Pago de Impuestos

En ocasiones se tiene que pagar doble impuesto por los ingresos obtenidos en el extranjero, es decir, pagar los tributos simultáneamente en el país donde se está residiendiendo temporalmente y en el país de origen, a menos que se realice un cambio domiciliario.

Los ingresos que se obtienen en Japón están afectos al impuesto a la renta, que a través de la empresa en que trabaja, son descontados mensualmente del salario. En caso de que en el país de procedencia se tenga que abonar también este impuesto, se pagaría doblemente. Para evitarlo, el trámite necesario es diferente en cada país, por lo que es muy importante informarse de antemano en las oficinas de impuestos de los respectivos países.