Verano en el extranjero

Publicidad


Publicidad

Cursos de idiomas como segunda lengua en Israel

El idioma de oficial de Israel es el hebreo (ivrit). Se trata de una lengua semítica noroccidental, de orígenes milenarios, rescatada por el movimiento sionista y que se utiliza actualmente entre toda la comunidad judía.

Los interesados en conocer la historia de este idioma pueden visitar la página web de la Promotora Española de Lingüística, donde se ofrece una interesante panorámica de la evolución del hebreo, desde sus orígenes hasta nuestros días.

La imagen estereotipada del hebreo como un idioma restringido a los ritos religiosos y a la oración está siendo reemplazada paulatinamente. Uno de los ejemplos más significativos puede apreciarse en universidades tan importantes como Harvard, Columbia o Yale, que cuentan con interesantes programas dedicados la cultura e idioma hebreos.

El Gobierno de Israel considera la enseñanza de la lengua un factor fundamental de cohesión cultural y referente para toda la comunidad judía. Por este motivo, en su sistema educativo se presta una especial atención al aprendizaje del idioma.

En la mayor parte de los centros de educación superior de Israel el conocimiento del hebreo es una de las condiciones de admisión, tanto para los estudiantes de B.A. como para los estudiantes de M.A. o Doctorado. Esto se debe a que desean garantizar que el alumno tiene el suficiente conocimiento del idioma como para seguir las clases y poder comunicarse con el resto de la comunidad universitaria.

Niveles del idioma hebreo

Existen seis niveles diferentes para determinar el nivel de dominio del idioma. A continuación se muestra una breve tabla orientativa. Generalmente, las universidades requieren, como mínimo, un nivel Guimel, aunque también hay casos en los que los requisitos son menores o mayores.

Aleph (principiante)


Proporciona al alumno las nociones básicas del hebreo para poder comunicarse en su vida diaria, mantener conversaciones, leer y escribir algunas frases.

Bet (intermedio bajo)


Supone un paso con respecto al nivel aleph. Estos alumnos consolidan sus conocimientos, con un vocabulario más complejo y mayores bases gramaticales.

Gimel (intermedio
superior)


Los alumnos que superen este nivel tendrán sólidos conocimientos del idioma y podrán seguir sin problemas las lecciones en hebreo.

 
Dalet (avanzado bajo) En este nivel se aprecia un gran dominio del hebreo.  
Heh (avanzado)
Gran manejo del vocabulario, las destrezas lingüísticas, la gramática, la lectura y la escritura. Está pensado para la especialización en una determinada disciplina académica.

 
Vav (avanzado superior)
Manejo fluido del Hebreo. Desarrollo de todas las habilidades lingüísticas. Comprensión de textos académicos y científicos.

 

Los candidatos que no tengan estos conocimientos el nivel requerido deberán postergar el comienzo de sus estudios y realizar cursos para mejorar su nivel de hebreo. Muchos centros son conscientes de la importancia de tener una buena base del idioma y organizan cursos intensivos, denominados ulpan.

Exámenes de determinación de nivel

Las principales pruebas para evaluar los conocimientos del idioma son tres:

En general, cada departamento requiere unas pruebas determinadas y un nivel más o menos avanzado de hebreo. Los candidatos deben realizar las pruebas requeridas (en función del departamento en el deseen incorporarse), incluso si aún no han recibido respuesta a su solicitud de admisión, a fin de evitar perder el plazo de examinación.

A los estudiantes que realizan el Examen Psicométrico en un idioma que no es hebreo se les ofrece la posibilidad de realizar una prueba de conocimiento del idioma hebreo al finalizar el psicométrico. Aunque algunas universidades toman esta prueba como una referencia para evaluar el nivel de este idioma del candidato, algunas prefieren realizar sus propios exámenes.

Examen de Clasificación (B’hinat Miyun)


Examen individual que determina el nivel de hebreo del candidato. Está dirigido a los que no tienen o tienen poco conocimiento del idioma. Las superación de este nivel es imprescindible para poder ser admitido en la mayoría de las universidades.

Examen de Determinación de Nivel (B’hinat Ramah)


Los postulantes que hayan obtenido nivel Hei, Vav o P’tor en el examen de Clasificación y planean ingresar a un departamento que exige haber finalizado Guimel para ser aceptado, están exentos del examen de Determinación de Nivel (Ramah).

Para los interesados en realizar estudios de postgrado la superación del
examen de Determinación de Nivel es un requisito indispensable. Los alumnos de los ulpán de verano que tengan los niveles Aleph-Hei realizan el examen de Determinación de Nivel al final del curso. 

Examen de Exención (Behinat P’tor)


Los alumnos que vayan a comenzar su segundo año de grado deben haber aprobado este examen. En algunas universidades hay que aprobar el examen de Exención para poder obtener el correspondiente título universitario.

 

Ulpán

Etimológicamente ulpán significa estudio, pero en la actualidad esta palabra se utiliza para designar a los cursos intensivos de hebreo que persiguen capacitar a los nuevos estudiantes extranjeros para que superen con éxito sus estudios en Israel. En un ulpán los alumnos aprenden a hablar, leer y escribir en hebreo, además de familiarizarse con la cultura y costumbres de la sociedad israelí.

Los ulpanim (aproximadamente 220 en todo el país) son marcos educativos que gestionan el Ministerio de Absorción de Inmigrantes, el Ministerio de Educación, la Agencia Judía para el estudio del hebreo u otros organismos locales. Se pueden realizar durante todo el año y los grupos de abren en función de la cantidad de inmigrantes que desean estudiar hebreo en esa zona, de tal manera que si en área no hay clases disponibles el alumno es derivado a otra zona.

Tipos de Ulpán

Existen diferentes modalidades: ulpán matutino, ulpán vespertino, ulpán de otoño, ulpán de verano... Además, hay ulpanim especiales para diferentes colectivos: ancianos, discapacitados, específicos para profesionales (doctores, profesores, abogados y contadores).

Los estudios en el ulpán matutino duran unos 5 meses y en el vespertino hasta 10 meses, en función del programa de estudios, con un total de entre 500 y 540 horas de estudio. Este tipo de ulpán suele ser residencial y las clases se enseñan en todos los niveles, de principiantes hasta avanzado. Cada lugar posee sus propios criterios de registro y formas de pago. Algunos, incluso, están subvencionados por diferentes instituciones como el Ministerio de Educación o los municipios locales.

Pero, además, también existen
ulpanim privados y otros conectados con alguna organización, institución, programa o instituto académico, algunos abiertos a no estudiantes o a los participantes de programas especiales.

En los kibbutz también se realizan ulpanim, que combinan la instrucción intensiva de la lengua con el trabajo y la vida en un ambiente único como lo es el kibutz. En la página web de la Agencia Judía para Israel se puede consultar un listado de instituciones que ofrecen ulpanim. También se puede obtener información más ampliada sobre los ulpanim.

Para informarse de los diferentes ulpanim que se pueden realizar se recomienda acudir al emisario de inmigración o del Ministerio de Absorción más cercano a su domicilio o en la Agencia Judía. Las inscripciones se realizan en el Ministerio de Absorción de Inmigrantes, donde se le derivará a un ulpán. Los interesados en conocer más datos u obtener una información más actualizada pueden dirigirse a la web del Ministerio de Absorción de Inmigración para consultar la Guide to Ulpan Study.